¿Qué es Plastimodelismo?

Arte del ocio máximo perteneciente a una casta diferenciada y especializada de frikis (plastimodelista) quienes invierten su falta de oficio en un pulso lo suficientemente bueno y estable como para pintar una franja para el camuflaje de un jeep en escala de cualquier guerra que se te ocurra que es más pequeño que la palma de su mano, este excepcional ejemplar de infra ser se desenvuelve en comunidades que cumplen las siguientes características:

Características de sus comunas

  • Casi unanimidad masculina
  • Margen de edad muy amplio
  • Muy pocos mayores de 40 (como es sabido casi todos los frikis mueren antes de esta edad por falta de sexo)
  • Pasan horas compartiendo solo comida, bebida y algunos comentarios, puesto que su verdadera vida se plasma en el plástico, madera u otro inorgánico que tienen entre manos y que va tomando paulatinamente su forma “ideal” de plastimodelo.
  • Cada unos de los miembros, excepto los Junior, presumen de alcanzar la perfección en cada una de sus obras, casi nunca es cierto
  • Están compuestos por castas o categorías internas bien definidas y jerarquizadas en las que algunos mayores tienen ciertos derechos encima de sus aprendices, cosas como mandarlos de compras, por sus puchos (cigarretes, cigarros, algo fumable, quizás excepto una chinela), regalarles puchos, pasarles pinturas, cederles su turno para el aerógrafo, o cualquier otro beneficio que estos andróginos novatos crean tener…
  • Los de mayor categoría pueden darte pistas falsas en tu camino a la iluminación de la maqueta perfecta, como pintar tus aviones con esponja, usar pinturas de tela, usar los esmaltes de tu hermana entre otros Errores garrafales.

Pasatiempo

"El Hobby", que es como sus adeptos le llaman, consta de armar juguetitos inútiles y coleccionarlos en la más amplia variedad de colores, formas, épocas, materiales, nacionalidades y relevancia histórica, incluyendo aunque no sea concebidle maquetas a escala de hechos verdaderamente trascendentales como ESTARWARS o de la tierra del medio o media.

Suelen preparar acopios masivos de sus artes de forma anual o semestral en las que exponen desvergonzadamente como inutilizan y torturan el tiempo que podrían dedicar a encontrar soluciones a verdaderos problemas de sus sociedad, en estas EXPOS o convenciones llegan a desenvolver una sarta enorme de material referido a los originales que copiaron en pequeñito para que los miopes que visitan estos antros por simple curiosidad entiendan porque esa auto venta está en miniatura y porque los personajes, pilotos y soldaditos no se mueven en verdad... encima para vanagloriarse entregan medallas, regalos o trofeos a los que demuestren haber desperdiciado, despilfarrado más vida en sus maquetines,
llegando a ganar los niveles que comentamos previamente.

Razón de existir y beneficios

La verdad es que existen pocos verdaderos beneficios para quien es plastimodelista, como la actividad pseudosocial y compartir información que consideras secreto universal y que fácilmente encuentras en internet. la verdadera fuente de bondades de esta actividad se ofrece para las multinacionales que fabrican las maquetas por millones y las venden alrededor del globo, entramando imperios de tiendas especializadas y dando pie a comunidades o clubes en cada región del planeta donde uno pueda recaudar unos pesos, dólares, centavos, rupias del recreo para comprar sus preciadas réplicas a escala.

Estudio de sus actividades pseudosociales

así de dificil se ven cuando comienzas a trabajar
  • Club: la asociación de un grupillo local para no ser víctimas de las agresiones de los comandos de choque antifriki, estos sulen inscribirse e incluso portar identificaciones, asumiendo roles de jerarquía adnministrativa y pseudónimos de acuerdo a sus aficiones (camionero, autero, sensei, manicurista, tililimonster...). En las reuniones semanales suelen compartirse una botella de refresco, chistes gay subidos de tono y mucho material de trabajo, además de consejos kamikaze para que rompas tus maquetas (sabotaje!!!!). Además esta entidad esta organizada para poder hacer elecciones, decidiendo quien los representará ante otras organizaciones frikis y humanas (presidente), quien le dará masajes, café, soda, maquetas con descuento y rendición de cuentas al presi (vicepresidente) y una secretaria, que sin distinción de género deberá usar falda y porta liga para gloria o desgracias del resto del club...
  • Convenciones o "expos": en estos momentos de expresión pseudosocial abren alguna sala de garaje o museo olvidado para mostrar al mundo, curiosos y a ellos mismos sus trabajos de too el año, justificando un poco el hecho de gastar cada centavo que llegó a sus manos en plástico y más plástico, al final de esa semana se reparten los premios por el mejor trabajo y se van a sus casa con varios complejos extra,especialmente los Yunior (véase referencia de su desarrollo más adelante)
  • Cenas: sí, eventualmente hacen rituales en los que se demuestra que no viven exclusivamente de a ingestión de plástico y otros compuestos inertes.
  • Talleres: se juntan semanalmente para trabajar en manada y evitar el acoso de la gente normal por las calles o en sus propias casas, suelen compartir comida materiales y conversaciones muy limitadas sobre aviación o la guerra o lo que se les ocurra cuando estan sumergidos en los bahos de las pinturas y pegamentos altamente tóxicos...
  • Plagios y sabotaje: mucho de esto, especialmente enre bandos o clubes diferentes...

Edades del modelista

La primera edad

actividad pseudo social, vean, ¡¡no se hablan o miran!!

Eres un mocoso feliz que juega a la pelota, se trepa a los árboles y hace todo lo que un chico debe hacer. Entonces alguien te regala tu primer modelo, no tienes idea de como armarlo y mucho menos de como pintarlo, pero con la inconsciencia propia de la edad le metes mano al asunto y en un ratito tienes el modelo terminado, seguramente con poca o ninguna pintura, y hasta es posible que alguna de las calcomanías quede pegada patas arriba. No importa, te divertiste y lo mejor de todo es que... TE GUSTO!! De ahora en más para tu cumpleaños, Navidad, etc. quieres modelos, nada más que modelos y cuando esa estúpida tía tuya te compra una camisa, la miras torcido ante la mirada reprobatoria de Mama. Los sábados cuentas las monedas que juntaste durante la semana a costa de chocolatines y figuritas que no compraste y sala­s disparado a comprar tu kit: no importa mucho cual porque no sabes nada de escalas, panelados, autenticidad histórica y todavía confundes el Spitfire con el Hurricane.

Poco a poco vas juntando pinturas, dejas de usar el esmalte sintético que le sobra a Papa y desprecias el esmalte de uñas que tu hermana en un ataque de bondad te ofreció. Por ahora tu utillaje se reduce a una hoja de afeitar, una pinza de depilar y un par de pinceles. El Sábado por la tarde el modelo esta terminado y ni cuenta te das que la pintura se corría porque no le diste tiempo a secar antes de colocar las calcas. Para tus inexpertos ojos queda precioso y cuando lo pones en la repisa junto con otra media docena, ves que la colección crece y sentis que el pecho te explota de felicidad.

La segunda edad

Pasa el tiempo y sin darte cuenta vas entrando en la siguiente edad del modelista, ahora ya eres un hombre de quince años, tienes pinturas de casi todos los colores, sabes cuando usar pintura mate, tienes el cemento adecuado y a las insignias yanquis las pegas con las puntas de la estrella hacia arriba; hasta conseguiste algunas revistas sobre el tema que devoraste embelesado. Tu colección ha crecido desmesuradamente y tus padres se preguntan que salio mal contigo, que en vez de perseguir chicas gastas tus ahorros en esos juguetes de plástico. Y entonces llega el día fatídico; alguien esta organizando un concurso. Piensas en tus modelos y los comparas con los del gordito de enfrente, que con toda la suficiencia del mundo proclama que ganara el primer premio. Por supuesto los tuyos son mejores !!. Tras larga meditación seleccionas el mejor que tienes, lo miras atentamente como si fueras un experto y finalmente........, decides llevarlos a todos. Los acomodas primorosamente en cajas entre algodones y el día señalado partes rumbo a tu destino en el auto de tu viejo, que después de todo te hace la pata y te acompaña para ver que clase de gente se junta en esos sitios. Llegas y el alma se te cae hasta el sótano cuando ves lo que los "expertos" han llevado. Calladito te anotas en la categoría juvenil y miras tratando de entender como diablos se hacen esas maravillas. Te acercas tímidamente a unos viejos que están discutiendo si el camuflaje del tanque que tienen entre manos se usó o no entre el 22 de Abril de 1944 y 5 de Mayo del mismo año. Les preguntas como quien espera ser iluminado por una deidad, como hicieron para que las calcas quedaran tan bien pegaditas, te miran con un poco de asco desde las alturas de su sapiencia modelistica y uno de ellos se digna responder; se pierde en una larga disquisición sobre cementos para calcas de dos componentes, acido acético, marcas, tiempos de secado, silvering, etc. No entiendes nada, agradeces y te vas. Al día siguiente retiras tus modelos y te vas a casa con el rabo entre las patas, pero jurando como McArtur que volverás. Ahora empiezas a fijarte el tipo de kit que compras, buscas bibliografía, desesperadamente juntas mango a mango para comprar el aerógrafo y el inalcanzable compresor. Pruebas, mejoras, intentas de nuevo y por fin consigues­ alzarte con un premio. Pero al terminar tu modelo ya no eres tan feliz como antes, lo miras con ojo clínico y le encuentras defectos por todos lados, lo sometes a la cri­tica despiadada de tus compañeros de armas que te señalan mas y mas errores. Poco a poco caes en la cuenta de que no existe el modelo perfecto; ya no te lleva un fin de semana armar un kit sino varios; la diversión va quedando relegada a segundo termino al perseguir la zanahoria del supermodelo, que les ganara a todos sin excepción ni dudas.

La tercera edad

Estas plenamente en la tercera edad del modelista, peinas canas, te casaste y hasta encontraste tiempo entre modelo y modelo para tener un par de hijos; ya no armas en la mesa de la cocina sino que te construiste un lugar "ad-hoc" con todos los implementos necesarios, desde el dremel hasta los dos aerógrafos (uno para color base y el otro para detalles finos), docenas de pinceles (de pelo de marta, of course), pinzas, cutters y montones de herramientas mas. La biblioteca esta colmada de libros y revistas superespecíficas de hobby y afines, tus obras de arte no están en un repisa sino en una vitrina hermética donde no entra ni una partícula de polvo y que te costado un vagón de plata, además del tapado de piel que tuviste que regalarle a tu esposa en compensación. Por todos los recovecos de los placares, estantes y debajo de las camas hay cajas de modelos sin armar que compraste antes de que se agotaran y que armarlos te llevara hasta el 2100 por lo menos. Tu hija mayor te insinúa que pongas "tus cosas" en otra parte menos visible de la casa, a causa de que el ultimo noviecito que te presenta se engancha con tu vitrina y no le pasa bola en toda la tarde.

Tu hijo menor odia los hobbies en general y el tuyo en especial, porque te pasas las tardes de los Sábados en el club de modelismo que ayudaste a fundar, en lugar de jugar a la pelota con el. Tus suegros tienen un motivo mas para no entender que vio en ti su apreciada hija cuando te conoció. Tu pobre mujer, que se casa contigo creyendo firmemente que dejar­as de lado tan simpática afición, finalmente se ha rendido; ante la pregunta socarrona de sus amigas acerca de si esas cosas las hace el nene, contesta altiva que las haces tu y que al menos de esa manera te quedas en casa en lugar de ir al futbol. Si­, es esa misma mujer que te consuela cuando una mosca se pasea sobre la pintura fresca o te ayuda a buscar esa minúscula pieza que dejaste caer al suelo como un idiota. La misma que no dijo ni mu cuando derramaste sobre la alfombra nueva esa pintura plateada que hiciste traer del extranjero y te costo 60 dólares. La misma que te perdona el ataque de bronca que te dio cuando rompiste la calcomanía, porque ella se te apareció a la una de la mañana con ese camisón escotado preguntando insinuante si te ibas a demorar mucho. Estas paranoico y obsesivo, si tu cuñado ofrece ayuda para limpiar los modelos lo acuchillas con la mirada y contestas con un NO tan rotundo que el otro no te habla mas en toda la tarde. Si alguien sacude una toalla en el baño y hace volar unas pelusas mientras estas pintando en el otro extremo de la casa, lo consideras un atentado. Estas medio loco pero no lo suficiente y alegando que el modelismo es mas barato que el psicólogo, compras mas kits; en realidad no soportas la idea de que la sesión te cuesta lo mismo que un modelo de Accurate. Vas al centro de la ciudad con tu familia y los llevas de recorrido por todas las casas de hobby, no estas de paseo sino de cacería. Te enteras que se abrió una nueva sucursal y te escapas del trabajo para ver si llegas antes que la competencia y consigues algo inaudito. Compras fotograbados, calcomanías y resinas además de los kits; antes de llegar al hogar pasas por lo de tu amigo, el que se divorcio cuando la bruja de la esposa le dio a elegir entre los modelos y ella y no le quedo mas remedio que tomárselas con sus 250 modelos armados y las 400 cajas todavía sin abrir. Vas a pedirle que te guarde lo que compraste hasta que puedas meterlo de contrabando en la casa a escondidas de la familia. Si te preguntan si el hobby es caro respondes con evasivas, a sabiendas que con lo que acumulaste sin armar durante los últimos cinco años podrías haber hecho esos arreglos que tanta falta hacen en la casa..

herramintas de tortura de un profesional

No te importa nada, sigues adelante en pos de tu destino mesiánico para mayor bien y gloria del modelismo. Vas a los concursos y te alzas con un montón de premios entre los gritos de: LADRON! con que te alientan tus camaradas cada vez que subes al podio. Si algún chico impertinente se atreve a interrumpir tu monologo sobre el superdetallado de tu ultimo modelo para preguntar como se hace un panelado, lo miras largamente y le respondes -Con pintura hijo, con pintura - y sigues con lo tuyo. Vuelves a tu casa con modelos y trofeos; pero no eres feliz, porque no te llevaste el premio al Mejor del Concurso, que ese gordo infame te gano por apenas 5 centésimas, seguramente por culpa de esa calcomanía que se te rompió cuando tu esposa se apareció a la una de la mañana..................

  • Moraleja (no frikipédica): Hermanos modelistas, por favor disfruten el hobby siempre como en la primera etapa y de ninguna manera se conviertan en un desagradable integrante de la tercera.

Tipos de plastimodelista

  • De pequeñas expectativas: No importa si están obsecionados con aviones, carros, gente, ciencia ficción... si esta en una escala de dimensiones infimas y casi imperceptible, con piezas que solo se pueden manipular con microscopio electónico, es su maqueta ideal, les encanta usar lentes desde los 16 años, dado el enorme desgaste al que se exponen con sus micro universos. Se atribuye este comportamiento a una megalomanía reprimida.
  • Volador: No, no tiene 4 años, pero lo verás haciendo "volar" su modelo en cada etapa de armado, haciendo el ruido del motor y las armas con sus tristes onomatopeyas caseras, realmente saben cualquier cosa de aviones e incluso hay Pilotos en esto, pero no nos queda más que dejarlos armar y volar, sea cual sea su método favorito...
  • Camionero: Nunca armarán algo de menos de 5 Tns o con sólo 4 ruedas, si van a armar un modelo sera un grotesco tanque, un enorme camión o un vehículo estrafalario de algun ejército perdido en un plano alternativo de la historia. especialistas en el desgaste, darán miles de capas de pintura a cada modelo hasta estar satisfechos con el desgaste o tonos de tal o cual camuflaje...
  • Semi-geek: Este pseudo humano le pone de todo a su modelo para dar mayores toques de realismo, luces, motores, cableados, es del tipo scratcher pero más flipado, no solo investiga cada detalle, sino que cada uno es funcinal, reinventa la ingenieria de la maqueta y con sofisticado software y animaciones, replantea como armar el kit, son salidísimos y estan colgados la mitad de su vida en las maquetas y la otra en los foros y páginas especializadas, dando masterados en técnicas y posteando fotos de todos los detalles agregados y demás, son los semidioses del frikismo a escala...
  • Obsesivo compulsivo: No importa realmente nada de la maqueta, solo que la compre primero, estos sujetos son fenómenos poco estudiados debido a su gran índice de agresividad, sufren de una constante fiebre del plastimodelista, es decir que cada céntimo que cae en sus manos va a caer en las manos de las tiendas locales o virtuales de modelismo. Estos seres tendrán al final de su vida más maquetas sin comenzar que cualquier otro bien o persona cercana.

Especialidades

  • Manicure y tintes: Solo ellos para saber que color corresponde a cual modelo y en que fechas, que otros colores se parecen o reemplazan, como variar un tono y cómo lograr detalles con altísimo nivel de detalle a mano o con aerógrafos. totales frikis de la pintura y la historia, ello no garantiza que sean modelista realmente efectivos, es decir, a pesar de todo se sacan unas embarradas que incluso sus madre, que de hecho no entienden su pasatiempo, no les quieran reconocer en las calles ante el bochorno.
  • Froutering: Solo saben una cosa, frotar y frotar, lijar y lijar sin desden, las maquetas pierden mucho peso y detalle en sus manos, que vamos a hacer, así pasan el tiempo, meta al movimiento de ida y vuelta, eso sí, siempre solos y probablemente desahogando ciertos impulsos naturales...
  • Estravaganza: Sus modelos son extraordinariamente raros y llenos de ñañacas que te hacen dudar sobre su exactitud histórica o la posibilidad de que sean realmente el modelo a escala de algo, salvo de las ideas extrañas del modelista. Requiere de mucho estudio y paciencia entender a estos eZpecialistas.
  • Scratchers: Falta algún detalle? algún cable, puertita, raya en la pintura? alguna característica infima que solo alguien que estuvo cerca del vehículo original sabe? no viene en la caja del kit? no importa, este modelista lo fabricará al mejor estilo de Mc Giver con cualquier material a mano y se regodeará con los resultados paseándose con fotos de referencia que defiendan los agregados que le puso al modelo... quizás deban abandonar el modelismo para dedicarse a los museos o la nanotecnología, pero sus vidas ya se anquilosaron en el frikismo a escala...
  • Indefinidos: Hacen de todo, incluso modelos de anime, comics, figuras, esculturas, se las dan de camioneros y voladores, extravaganza y scratchers, no sabemos si son humanos o prosimios, si son hombres o no-hombres (baterias? 2 polos?)... la cosa es que existen, o no?

Fuente: Frikipedia - http://www.frikipedia.es/friki/Plastimodelismo